Crítica invitada: Protegiendo al Enemigo (Safe House)

1 06 2012

Crítica invitada escrita por: Jesús Ramírez  

En este caso, la autenticidad es el enemigo 

La película comienza presentando a Matt Weston, el personaje de Ryan Reynolds (Green Lantern). Un sujeto que vive una doble vida, mintiéndole sobre su trabajo a su novia (interpretada por la francesa Nora Arnezeder, quién hace su debut en Hollywood en esta cinta). La mentira está justificada y se nota necesaria, ya que el trabajo de Weston es  hacer de “guardián” de una casa refugio parala CIA. Como cualquier joven emprendedor Weston aspira a una promoción, y se siente frustrado al no haber sido destinado a un puesto con más acción.

Pero la oportunidad del joven agente no tarda en llegar cuando el traidor legendario Tobin Frost (Denzel Washington), se convierte en huésped en la casa bajo su cuidado. El problema radica en que junto con Frost (el invitado) aparecen unos mercenarios a atacar el recinto. Weston, de acuerdo al protocolo de la agencia, toma a su “invitado” y emprende un escape dónde además de estar a cargo del prisionero más importante que pueda haber imaginado, deberá decidir en quién confía antes de que los eliminen.

Protegiendo al Enemigo (Safe House) es un film de acción que sigue la receta. Hay peleas a puños, intercambio de disparos, persecuciones y una que otra explosión. Es la típica cinta de agentes dela CIA que cubre conspiración, traición y jefes de sección con sobrepeso. Pero no hay problema con ser típico, no toda película debe venir con un enredo argumental que demande un esfuerzo intelectual para permitir el disfrute. Si la historia es débil obviamente la cinta difícilmente será dirigida por los personajes, y bombardear con acción para tapar las fallas del guión es un recurso. El problema es, cuando las peleas a puños, intercambios de disparos, persecuciones y demás secuencias de acción son presentadas de una forma tan genérica y poco interesante que terminan convirtiéndose en tediosas; es aquí cuándo te sorprendes viendo el reloj para estimar cuánto tiempo más vas a tener que soportar aquello.

En ese aspecto el director Daniel Espinosa (un novato en Hollywood, el film sueco Easy Money es la referencia previa más importante) realmente decepciona. Si se juzga la película como un largometraje de acción, la linealidad de las secuencias no la hacen resaltar. Hay un catálogo relativamente grande de formas en las que se me ocurren, se puede estrellar un auto para hacer que una colisión marque el fin de una persecución y el clímax de toda la secuencia, pero Espinosa elige simplemente estrellar el auto frontalmente y nos lanza apresuradamente un número de líneas que den la sensación de continuidad y vamos a la siguiente secuencia de acción mal lograda. Las peleas son confusas, y te das cuenta de quién sale victorioso cuándo finalmente la cámara se estabiliza y deja de moverse de la forma tan distractora como lo hace; la gente con Parkinson avanzado no debería ser camarógrafo.

Muchos han dado por muerta la originalidad en Hollywood, y mientras más pasa el tiempo, esta idea se está convirtiendo lastimosamente en una realidad innegable. Es entendible que los estudios grandes apuesten por proyectos seguros que con una modesta inversión dupliquen ganancias, nadie quiere perder cuando hablamos de términos de millones. No obstante, con la originalidad muerta la autenticidad cobra valor. El que estés obligado por carencias creativas a contar la misma historia de siempre, no debe significar que la debas contar de la misma forma. En este sentido, el plot de Safe House es débil con “D” mayúscula. Es la copia china de la trilogía Bourne, y como toda copia china se ve igual desde el exterior pero está hecha con materiales de calidades muy diferentes.

Denzel Washington (Man on Fire) interpretando un personaje que ya lo hemos visto interpretar – en Training Day –  tampoco ayuda, pero aun así no hay que negar que el tipo es genial en lo que hace. Citando una parte de la película, Denzel es “el Dorian Gray negro”, el tipo es la definición de envejecer con clase. El desperdicio actoral en esta cinta va más allá de Washington, muchos seguramente reconocerán las caras de Vera Farmiga (Up in the Air), Robert Patrick (Terminator 2: Judgment Day) y Brendan Gleeson (Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 1). No es su culpa que los personajes que les fueron encomendados fuesen tan poco desarrollables. Pero ¡hey! No todo es malo, de hecho  soy uno de los más sorprendidos con la entrega actoral de Ryan Reynolds en esta cinta.  Realmente vende su personaje y resulta mucho más creíble que todos los demás en el reparto.

Si quieren ir a ver la película no se dejen influenciar negativamente por esta crítica. Mi único consejo es que apaguen el cerebro y disfruten de lo que puedan. Con todo el rollo de las películas de superhéroes, el cine de acción está algo abandonado y hay que tomar lo que ofrezcan por ahora.

Protegiendo al Enemigo  no es una película mala, simplemente peca de ser un “refrito” de lo que ya hemos visto decenas de veces.

Tráiler de Protegiendo al Enemigo (Safe House) subtitulado:

Otros Datos:

•     La historia iba a ser ambientada en las favelas de Rio de Janeiro, pero la producción decidió cambiar de locación por medidas de seguridad.

•     A Washington realmente le aplicaron el waterboard (la tortura con agua que se muestra en la cinta) pero solo unos pocos segundos por toma.

Gracias por su atención!


Acciones

Information

4 responses

1 06 2012
24 03 2013
Los Critters

[…] Ribisi  (Contrabando), Anthony Mackie (Abraham Lincoln: cazador de vampiros), Robert Patrick (Safe House) y Michael Peña (Battle: Los […]

18 08 2013
Turbo: un caracol rápido, pero no tan furioso |

[…] La cinta cuenta con las voces en inglés de Ryan Reynolds (Safe House), como Theo/Turbo, Paul Giamatti (Rock of Ages) como su hermano y Bill Hader (Lluvia de […]

12 06 2014
Al filo del mañana (Edge of Tomorrow): morir para vivir |

[…] Las actuaciones son buenas. Cruise muestra un personaje distinto; no es un héroe esta vez, sino un hombre normal que debe buscar la manera de salvar a su especie, por medio del ensayo y error, se podría decir. A pesar de tener casi 52 años de edad, su actuación no se ve forzada, es tan creíble como cuando lo vimos corriendo en la primera cinta de Misión Imposible. El personaje de Blunt hace la contraparte, como una guerrera experimentada que conoce lo que le está ocurriendo a Cage. También forman parte del elenco Bill Paxton (Haywire) y Brendan Gleeson (Safe House). […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: